El de Palmera Montero es uno de los locales equipados. / Ayuntamiento de Irun

El área de Bienestar Social informa de que a partir de este mes de diciembre los locales y centros para personas mayores de la ciudad cuentan en sus instalaciones con desfibriladores. El delegado, Sergio Corchón, explica que «creemos importante que estas instalaciones para las personas mayores estén equipadas también con desfibriladores, como lo están los centros deportivos de la ciudad. Es una petición ciudadana que compartimos, por lo que además de encargarlos queremos que quienes más tiempo pasan en estos locales, como son sus usuarios, tengan opción de aprender a utilizarlos en caso de emergencia».

En detalle, los puntos en los que se han instalado desfibriladores son los locales de San Miguel, Belaskoenea, Palmera Montero y los centros de Luis Mariano, Iraso, así como los apartamentos de Lekaenea. Estas seis unidades se suman a los desfibriladores que ya existen desde hace años en todas las instalaciones deportivas con las que cuenta la ciudad: polideportivos, campos de fútbol, etc.

Junto con la compra de estos desfibriladores, el área de Bienestar Social ha organizado una sesión de formación para aprender a manejarlos. La cita, pensada principalmente para las personas responsables de los locales y de las asociaciones de mayores, es el viernes, 22 de diciembre, a las 10:00 horas, en la sala 5 de Palmera Montero, y estará dirigida por personas de la empresa suministradora de estos equipos.

También para los vehículos de la policía

Dentro de la misma compra, se han adquirido asimismo otras ocho unidades que están destinadas a la policía local, concretamente a equipar los vehículos patrulla. El presupuesto total que ha invertido el Ayuntamiento de Irun en la compra de estos desfibriladores es de 20.789 euros.