La actuación es fruto de los presupuestos participativos. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Obras del Ayuntamiento de Irun, Cristina Laborda, ha visitado este lunes, 2 de septiembre, acompañada por técnicos del departamento, el nuevo acceso peatonal creado entre Oinaurre y Ventas, tras la finalización de los últimos trabajos.

«Si bien es cierto que en la actualidad la conexión peatonal ya estaba garantizada a través de la avenida Elizatxo, tenemos ya abierto esta nueva alternativa que es fruto además de los presupuestos participativos. Esta inversión sirve también para ir completando la urbanización de todo este entorno que ha crecido mucho a lo largo de los últimos años con el desarrollo de Oinaurre y nuevos equipamientos con el parque de juegos infantiles».

Las obras han consistido en la ejecución de tres trabajos concretos. En primer lugar, y como principal actuación, se habilitan unas escaleras que salvan la pendiente existente del talud entre Lamisingo Iturria kalea y Oinaurre, en condiciones de seguridad y comodidad; segundo, la ejecución de una acera paralela a la avda. Elizatxo al pie de las nuevas escaleras que conecten con el paso peatonal existente a la altura del nº 48.

Por último el proyecto se completa con la ejecución de un nuevo paso de peatones en la calle Lamisingo Iturria para conectar el bidegorri que discurre paralelo a la regata Ugalde con las nuevas escaleras. Por otro lado, se ha llevado a cabo en toda la longitud de la actuación la instalación de nuevo alumbrado, ejecutándose nueva canalización y con instalación de nuevos puntos de luz con tecnología LED.

El presupuesto destinado a esta actuación ha sido de de 67.760 euros con un plazo de ejecución de dos meses. La empresa adjudicataria fue Delfines Delsa Irun, S.L.