Se sigue gestionando la cesión del edificio de Inmigración

El alcalde de Irun ha recibido el visto bueno inicial desde la Subdelegación de Gobierno

0
441

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, citó a primeros de año la recuperación del edificio de Inmigración como uno de los objetivos de este 2017 dentro de los asuntos a gestionar con otras administraciones.

El edificio, situado en San Miguel, es propiedad del Estado y alberga a día de hoy las oficinas de la Seguridad Social y de Lanbide. El Ayuntamiento de Irun lleva años gestionando la cesión por parte del gobierno a la ciudad de este edificio, por un lado para poder reutilizarlo para el barrio, y también para renovarlo y poner freno al estado de abandono en el que está actualmente.

Santano mantuvo un encuentro hace unos meses con la Subdelegación del Gobierno, donde hablaron del edificio de Inmigración. Allí el primer edil volvió a proponer la cesión del edificio con el compromiso del Ayuntamiento de Irun de darle dos usos de fuerte carácter social: apartamentos para jóvenes en alquiler social, y por otra parte un espacio para que los puedan utilizar los vecinos del barrio.

La Subdelegación de Gobierno ha atendido favorablemente esta solicitud, que se traducirá en una división horizontal del edificio. Una parte seguirá estando destinada a Lanbide y la otra estará cedida al Ayuntamiento de Irun con un doble objetivo: crear apartamentos de alquiler para jóvenes y habilitar la planta baja (en torno a 800 metros cuadrados) como un centro social para el barrio de San Miguel.

«La disposición entre ambas partes es buena y esperamos cerrar formalmente el acuerdo para desarrollar un proyecto que teníamos pendiente desde hace tiempo. La actuación plantea oportunidades importantes para el barrio en general, pero también para los jóvenes con una nueva línea de vivienda de alquiler que se suma a otras operaciones en marcha como la promoción de Alberto Larzabal o Oinaurre», señalaba Santano.