El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, dirigiéndose a los medios de comunicación. / Ayuntamiento de Irun

El Ayuntamiento de Irun, desde las áreas de Bienestar Social, Educación y Juventud, pone en marcha por cuarto año consecutivo el concurso de creación audiovisual Irun Beldur Barik. Dirigido a adolescentes de entre 12 y 26 años empadronados o escolarizados en la ciudad, este programa forma parte de una iniciativa que se desarrolla a nivel autonómico.

El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón, explicaba que «el Ayuntamiento de Irun quiere un año más adherirse a esta iniciativa, que viene a sumar en las tareas que estamos desarrollando para reforzar todas aquellas actitudes a favor de la igualdad y de rechazo de la violencia machista. En este caso nos dirigimos a las personas más jóvenes y les animamos a que muestren en sus vídeos como enfrentan la actual situación de desigualdad y las expresiones de violencia sexista en su día a día y reforzar así entre todos y todas el firme rechazo a la violencia».

El programa Beldur Barik en Irun se implementa a través de un concurso de creación audiovisual que tendrá dos categorías: jóvenes de 12 a 17 años y de 18 a 26 años; y un taller dirigido a las aulas de secundaria. Destacan desde Bienestar Social que este año como novedad se ha creado una nueva categoría, dirigida a jóvenes de 18 a 26 años.

Por su parte la delegada de Juventud y Educación, Josune Gómez, mencionaba que «es importante hacer partícipe de esta iniciativa a la juventud irundarra, para que así interioricen valores tan básicos y necesarios de nuestra sociedad, como son el respeto y la igualdad. Es por ello también que animamos a sumarse a esta iniciativa, bien de manera individual, o de forma colectiva, incluso como aula o centro educativo».

El concurso de creación audiovisual Irun Beldur Barik por su parte busca plasmar la actitud de no tener miedo como indica título de la iniciativa en euskera, reflejando el compromiso personal y colectivo para la transformación de la cultura machista y las diferentes formas de la violencia sexista. En este sentido, por encima de la calidad técnica o artística, se valorará la calidad del mensaje, su capacidad para generar reflexiones y debates, principalmente, desde el empoderamiento de las chicas y el compromiso o la asunción de responsabilidad de los chicos en acabar con la violencia machista.

El plazo para inscribirse ya está abierto y finalizará el 13 de noviembre. El concurso está abierto a cualquier tipo de expresión artística, siempre que sean presentados en formato audiovisual a través de la web del programa, www.beldurbarik.org. Para tener más información, las bases del concurso se pueden encontrar en la web municipal.

Los premios del concurso Irun Beldur Barik serán un vale de 300 euros en material deportivo, libros, discos y material informático, para el proyecto ganador en cada categoría. El acto de entrega de premios será el 25 de noviembre en el Centro Cultural Amaia y asistirá el alcalde de Irun, José Antonio Santano.

Asimismo, y por primera vez en el municipio, se desarrollarán los talleres Beldur Barik. Son talleres destinados al alumnado de 2º de ESO mediante sesiones de 3 horas por aula en cada centro que participe en el programa. Finalizado el plazo para la inscripción son cinco los centros educativos que van a participar: San Vicente de Paúl, El Pilar, Eguzkitza, Hirubide y Toki Alai. En total 368 chicos van a tomar parte en los talleres durante los meses de octubre, noviembre y diciembre del presente año.

Los objetivos de los talleres son sensibilizar sobre las manifestaciones de violencia machista presentes en las relaciones entre adolescentes, fomentar el buen trato y el respeto y la tolerancia a las diferencias y generar una actitud crítica hacia los estereotipos sexistas y la violencia machista.

Las sesiones serán impartidas por Ianire Estébanez y Estíbaliz Linares, psicólogas especialistas en prevención de la violencia contra las mujeres, con amplia experiencia en la realización de actividades de formación y sensibilización con jóvenes.