El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, durante la presentación del proyecto de presupuestos. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Irun, Miguel Ángel Páez, ha presentado este miércoles a los medios de comunicación el proyecto de presupuestos para 2017, que asciende a los 72.161.341 euros, un 3,41% de incremento con respecto a las cuentas del año 2016. Si se atiende al presupuesto consolidado, que integra tanto al Ayuntamiento de Irun como a consorcios y sociedades públicas, la cifra alcanza los 75.987.813,58 euros.

El responsable de Hacienda apuntaba que el presupuesto para el año 2017 será mayor, y explicaba que está ligado “en buena parte al incremento en gasto corriente que se deriva de la apertura, lógicamente, de nuevos equipamientos y servicios en la ciudad, a lo que hay que unir otros factores como el incremento de la plantilla municipal, ligado sobre todo a políticas sociales. Esto nos ha llevado a partir de un principio de prudencia y tener que equilibrar las cuentas con las necesidades de inversión”.

Uno de los apartados principales de este proyecto de presupuestos hace referencia precisamente al capítulo de inversiones, que se ajusta a una cifra de 7.672.010,08 euros. De este montante se desprenden sobre todo los compromisos con inversiones plurianuales: la 1ª fase del carril bici y paseo peatonal entre Azken Portu y Behobia (1.431.000 euros), la reforma del frontón Uranzu (1.300.000 euros) o la reforma del C.T. Txingudi (800.000 euros). “Las cifras del proyecto de presupuestos vienen a confirmar las inversiones plurianuales comprometidas en el programa de gobierno que tenemos firmado hasta 2019”, explicaba Páez.

Páez se refería también a la evolución de la deuda y confirmaba que a lo largo del año 2017 se terminarán de amortizar varios préstamos que permitirán reducir la carga financiera que soporta el Ayuntamiento de Irun (amortización e intereses) en torno a 1,2 millones de euros para 2018. «Seguimos trabajando en la reducción de la deuda, a lo que contribuye que el Ayuntamiento de Irun no haya tenido que ejecutar ninguna operación de préstamo desde 2009». Además recordaba Páez que los créditos plurianuales aportados a Ficoba finalizaron en este 2016.

En cuanto al Fondo de Financiación Municipal, el delegado apuntaba que «el FOFIM sigue siendo una fuente de ingresos fundamental para el Ayuntamiento de Irun, y ante lo acontecido este año hemos venido adoptando una actitud de cautela a la hora de confeccionar nuestras cuentas». De este modo, informaba Páez que el proyecto estima reservar una cantidad de 500.000 euros ante posibles desviaciones futuras del FOFIM.

Una ciudad para vivir y trabajar

El delegado de Hacienda añadía además que el presupuesto de 2017 ya incorpora las actuaciones más votadas y que han sido seleccionadas en el proceso de presupuestos participativos, para los que se destinaron 1,5 millones de euros.

«En definitiva, presentamos unas cuentas que renuevan nuestro compromiso por estar cerca de las personas y familias que peor lo están pasando, apostar por aquellos particulares o empresas que arriesgan por emprender nuevas actividades económicas en Irun, y reforzar allá donde sea posible los servicios públicos municipales. Todo ello en la línea de seguir haciendo de Irun una ciudad para vivir y trabajar».

De cara a la aprobación del presupuesto, Miguel Ángel Páez subrayaba su voluntad, “como viene siendo una constante en cada ejercicio, de llevar el máximo consenso posible al pleno, y de hecho reservamos una cantidad importante a propuestas que nos puedan llegar”. El proyecto de presupuestos ya está entregado a los grupos políticos con representación el ayuntamiento, que tienen de plazo hasta el 16 de diciembre para registrar las enmiendas. Tal como confirmaba el delegado de Hacienda, el pleno de presupuestos se celebrará a lo largo de la última semana del mes de diciembre.