SPI ha hecho públicas sus conclusiones sobre el caso Korrokoitz. / Ayuntamiento de Irun

Sí se Puede Irun ha hecho público su escrito de conclusiones sobre la comisión de investigación en torno a Korrokoitz. La formación morada cree que no hay evidencias que demuestren que Xabier Iridoy obrara sin ajustarse a los criterios técnicos municipales, y que, por el contrario, José Antonio Santano no habría obrado de buena fe en relación a este asunto.

El escrito de conclusiones hecho público por SPI, en el que se detallan extractos de las sesiones de la comisión, declaraciones en prensa y publicaciones en páginas web y redes sociales, comienza analizando si la actuación del anterior delegado de Urbanismo y Vivienda, Xabier Iridoy, «lo ha sido de forma coordinada y ajustada a los criterior técnicos municipales». Para SPI queda acreditado que no han existido irregularidades urbanísticas que acarreen ilegalidad alguna. “Así ha sido acreditado por la documentación existente en relación con la gestión del ambito de Korrokoitz”. La formación indica además que “no se ha evidenciado prueba alguna, ni indicio evidente, que manifieste que el Sr. Xabier Iridoy no se ajustase a los criterios técnicos municipales en su gestión del ámbito Korrokoitz”. Y añade que “nada se anuncia que no se ajuste a los criterios técnicos, ya que la práctica totalidad del anuncio realizado es una copia de lo anunciado el 5 de noviembre de 2016 por parte del Sr. alcalde al hablar de principio de acuerdo (elementos de gestión confirmados en informes posteriores), y los criterios generales de ordenación plasmados por el Director de Urbanismo en un informe de diciembre de 2017”.

En cuanto a la actuación del alcalde de Irun y si sus declaraciones se ajustaron a la realidad de los hechos, la formación indica que «si las declaraciones del Sr. Santano fueran simple y llanamente dirigidas a constatar que el anuncio del Sr. Iridoy no estaban enmarcadas en el procedimiento administrativo, y por tanto, no comprometían al ayuntamiento, no se entiende que a su vez exija los informes preceptivos. Por tanto, el Sr. Santano no solo quería constatar el marco del acuerdo, lo que quería era evocar sospechas en la gestión urbanística». Añade además SPI que «a todo lo expresado anteriormente, es necesario unirle las declaraciones efectuadas por otras personas o entidades ligadas políticamente al Sr. alcalde que pueden confirmar la coordinación y cohesión en el mensaje a la hora de insinuar una serie de hechos que no se ajustan a la realidad”.

La formación concluye su escrito señalando que «el Sr. José Antonio Santano no obró de buena fe en sus declaraciones, ya que éstas no se ajustaban a la realidad de los hechos, quedando evidenciado que buscaba extender un velo de sospecha sobre la gestión en el ámbito de Korrokoitz. No hay evidencia alguna que pruebe que el Sr. Xabier Iridoy obrara sin ajustarse a los criterios técnicos municipales».