Juanito Ortiz (i), Igor Enparan y Ortzi Alonso, en la sede que la formación tiene en la calle San Pedro. / Abotsanitz

Abotsanitz ha llevado a cabo en las últimas horas una rueda de prensa para valorar lo acontecido en el pleno de presupuestos de la semana pasada en el Ayuntamiento de Hondarribia.

«La semana pasada», comienza la valoración de Abotsanitz, «tuvo lugar el pleno de aprobación de los presupuestos del Ayuntamiento de Hondarribia para 2019. Se aprobó un presupuesto de 21.800.000 euros exclusivamente con los votos del PNV. Una vez más aplicaron la fuerza que otorga la mayoría absoluta».

«Fue evidente», dicen desde la formación, «que a ningún partido de la oposición le gustan las intenciones reflejadas en estos presupuestos. Estos solo traen aparejado el engorde de los fondos municipales (que alcanzarán los cincuenta millones al final de la legislatura), mientras solo se ejecuta el 60% de los gastos previstos, se abandonan las necesidades del personal, se niega la participación popular, etc.».

Abotsanitz recuerda que propuso una enmienda a la totalidad y 46 enmiendas parciales, «enmiendas parciales que provienen de la iniciativa propia de Abotsanitz y de las aportaciones individuales y colectivas del pueblo. En total 46 enmiendas que se corresponden con cuatro millones de euros. Debemos reseñar que las aportaciones populares son en general de bajo coste y que su inserción en los presupuestos no es nada difícil. En cuanto a la enmienda a la totalidad, porque la propuesta del equipo de gobierno no refleja los recursos con los que realmente contaremos; ellos mismos aceptaron que las entradas serán mayores y nosotros decimos que, de ser eso cierto, no hay aptitud en el ayuntamiento para efectuar gastos. Además, porque tampoco este año se ha dado ningún espacio a la participación popular».

«Queremos denunciar el trato que una vez más hemos recibido en el pleno. Por nuestra parte hemos hecho lo imposible para que no se repitiese lo de otros años. Pusimos sobre la mesa toda la información en el plazo de quince días y hemos tenido una actitud colaborativa en las comisiones correspondientes. Creemos importante el agradecimiento del señor alcalde por haber realizado el trabajo y por el cumplimiento de los plazos acordados, pero agradeceríamos que realmente se tomase en cuenta dicho trabajo».

«No entendemos la marginación que en los procedimientos negociadores sufre la segunda fuerza municipal por parte del equipo de gobierno. Pensamos que la única razón es el desmentido del discurso del PNV a la hora de hablar de cuentas que hemos realizado durante estos años. Por ejemplo cuando, gracias a los trabajos de investigación de Abotsanitz, ha quedado claro que es totalmente falso que el superávit anual de cinco millones de euros se deba una buena gestión. No nos gusta, y se aleja mucho de los principios del buen gobierno, la venganza política como respuesta a nuestros trabajos. Dicho espíritu no tiene cabida entre nosotros. Por último, manifestar que creemos en el pueblo de Hondarribia y en su ayuntamiento y que por eso trabajamos. A toda la ciudadanía, al señor alcalde y al equipo de gobierno, decirles que seguiremos en la misma línea de defensa de la dignidad y los derechos del pueblo».