Oficina municipal. / Abotsanitz

Abotsanitz ha pedido en las últimas horas que el Ayuntamiento de Hondarribia abra las oficinas municipales. «Todo está abierto. Algunos espacios con medidas estrictas (bares y restaurantes, locales comerciales…), otros de aquella manera (fábricas, centros escolares…), pero todo está abierto, salvo las oficinas municipales de Hondarribia. Todos los trámites se desvían al Servicio de Atención al Ciudadano (BAZ), y el servicio está desbordado».

Señalan desde Abotsanitz que «las y los ciudadanos no entienden la situación, y Abotsanitz tampoco. Menos aún teniendo en cuenta que las oficinas se han adecuado siguiendo el plan de contingencia. Por eso, hoy hemos solicitado que se abran inmediatamente las oficinas muinicipales. Servicios no, pero impuestos sí. Para eso sí se ha movido el gobierno municipal, y lo ha hecho sin piedad y sin mostrar la mínima empatía. ¿Cómo se entiende que, con la que está cayendo, se cobren el Impuesto de Bienes Inmuebles, el de Circulación y otros coincidiendo con el inicio del curso escolar, sin fraccionar, y sin avisar de antemano?»

«Debido a la manera de actuar del PNV, cada vez es más evidente la ruptura entre las y los hondarribiarras y el Ayuntamiento. Y ya no nos extraña que vean al Ayuntamiento como a un enemigo. Y eso no se puede permitir», terminan señalando desde la formación.