Iosu Álvarez y Eneko Andueza. / Martín Tellechea

El portavoz del PSE-EE de Hondarribia, Iosu Álvarez, ha criticado la falta de compromiso del gobierno del PNV en su política de movilidad sostenible. Ha explicado que en el Día Europeo Sin Coches, el alcalde, Txomin Sagarzazu, ha lanzado dos campañas: la primera, para limitar a 30 kilómetros por hora varias calles de la ciudad y la segunda, una campaña para animar a la ciudadanía a no coger el coche para sus desplazamientos por Hondarribia, bajo el título «¿Es necesario que cojas el coche para las compras?». Sin embargo, “sigue guardado en un cajón el proyecto de viabilidad del transporte urbano en la ciudad”.

Asimismo, «ha lamentado la falta de interés del gobierno municipal por solucionar la mala gestión del transporte público». En este sentido, ha preguntado al alcalde del PNV, Txomin Sagarzazu, dónde están los 400.000 euros del presupuesto de 2019 donde se establece una partida de 200.000 euros para impulsar el transporte urbano y otros 200.000 euros para la colocación de marquesinas. Estas dos inversiones no entraron como inversión en el presupuesto de 2020, y en la modificación de créditos “han quedado en el aire”.

Para Álvarez, el discurso que impulsa el PNV en Hondarribia a favor del medio ambiente y la sostenibilidad es un discurso “vacío” de una política “ineficiente” que necesita del uso del marketing y la publicidad para hacer frente a una gestión “nula”.

Por último, ha dicho que desde el grupo municipal socialista siempre apoyaremos el impulso a un nuevo modelo de ciudad, una “Hondarribia más amable” con el peatón, donde tenga más espacio y que sea seguro, para moverse por la ciudad, así como potenciar el transporte público y los carriles para la utilización de las bicicletas.