Antiguo Cuerpo de Guardia de Behobia. / Ayuntamiento de Irun

El área de Bienestar Social ha hecho balance del programa de actividades que durante el verano se han organizado en los centros sociales de la ciudad bajo el nombre de Udan Gogoz. En palabras de Cristina Laborda, «los centros para personas mayores, igual que el resto de la ciudad, no se para en vacaciones. Tal como ocurrió el verano de 2018, fruto de un estudio que detectaba algunas necesidades, durante los meses de julio y agosto se han llevado a cabo diversas actividades en otra forma de disfrutar de la ciudad en esas fechas. A su vez, y muy importante, el programa busca mejorar el bienestar de estas personas, aprovechando unas instalaciones que acogen a un buen número de usuarios durante todo el año».

Así, desde el área de Bienestar Social se reforzó la actividad durante el verano en los meses de julio y agosto para los espacios sociales, San Miguel, Belaskoenea, Palmera Montero, Behobia y como novedad este año, el local de personas mayores de Anaka-Puiana, además de los apartamentos de Lekaenea. En concreto, las actividades a realizar se dividieron en tres bloques de talleres gratuitos: artecrecimiento, expresión teatral y yoga. Con una participación que ha llegado hasta las 295 personas, la valoración tanto de las actividades como de la monitora encargada de realizar las actividades ha sido muy positiva.