Dani Berasategi (i) y Jokin Melida. / EH Bildu

EH Bildu ha confirmado esta mañana que el delegado de Hacienda se ha reunido con SPI, PNV y EH Bildu para intentar negociar algunas de las propuestas que estas tres formaciones políticas presentaron hace unos días y que conformaban una propuesta de modificación de créditos alternativa a la formulada desde el gobierno municipal.

«Si esta modificación de créditos sale adelante, se llevarán a cabo iniciativas nunca antes realizadas por el Ayuntamiento de Irun y que afectan directamente al bienestar de la ciudadanía», aseguran desde EH Bildu. Así, destaca la coalición una partida de 100.000 euros destinada a quienes no puedan pagar las facturas de la luz y la calefacción en invierno, la realización de un contrato para que el trabajo de memoria histórica no se quede a medias, la contratación de una persona para la atención y el cuidado de personas mayores que supla el puesto de una trabajadora que había venido desarrollando ese trabajo y cuyo contrato terminó o una partida de 100.000 euros para el antiguo albergue de peregrinos (de propiedad municipal). «Además de las mencionadas, proponemos medidas históricamente reclamadas por nuestro grupo en las negociaciones presupuestarias: 25.000 euros para ayudar al comercio y 100.000 euros este año y otros 100.000 el año que viene para crear el servicio de energía».

«La propuesta de modificación de créditos presentada por SPI, PNV y EH Bildu», recuerdan desde la coalición «también recoge partidas para realizar acciones a favor de la igualdad, para realizar un proyecto para la creación de un espacio de referencia para jóvenes y para aumentar la partida destinada a Euskaraldia. En estos momentos, estamos analizando cuál es el procedimiento a seguir, pero nuestra intención es aprobar este mes la modificación de créditos. Los tres partidos autores de esta propuesta alternativa nos reunimos el martes con el delegado de Hacienda, y tras constatar que nuestra propuesta es negociable, ayer nos pidió incluir algunas propuestas, que en este momento estamos valorando».

«Todo esto demuestra que el PSE ha empezado a asumir que tiene que cambiar su forma de gobernar y que estamos ante un tiempo nuevo. El PSE es consciente de su debilidad y de que no tiene capacidad para lograr apoyos. Desde Irungo EH Bildu, queremos dejar claro que nuestro único objetivo es el bienestar de la ciudadanía de Irun y que, como siempre, seguiremos trabajando para ello».