Un plano en gran formato se ha colocado en la calle Fermín Calbetón. / Ayuntamiento de Irun

Tras darse a conocer en la quinta edición del Congreso de la Red Ciudades que Caminan que tuvo lugar en Irun hace un año (25-26 octubre de 2017) y posteriormente aparecer en soportes de vía pública como marquesinas y baños públicos, la iniciativa del ‘Metrominuto’ sigue su curso para darse a conocer en la ciudad y a partir de esta semana está visible, en gran formato, con un plano situado en la calle Fermín Calbetón.

En concreto, el ‘Metrominuto’ es un mapa o plano sinóptico que mide distancias entre varios puntos y los tiempos medios que se tarda en desplazarse por ellos. Pero también es un elemento que promociona el hábito de caminar. Nació como resultado de un laboratorio de ideas sobre mejoras urbanas y de movilidad en Pontevedra, y desde entonces se ha extendido a muchas ciudades de la red Ciudades que Caminan a la que pertenece Irun.

La delegada de Movilidad explica que «Metrominuto viene a ser otro elemento para favorecer la movilidad sostenible, en este caso animar a la ciudadanía a moverse andando por la ciudad en forma de guiño imitando a los planos de metro de las grandes ciudades. Tenemos el Irun 30 para los desplazamientos en coche, una red de bidegorris en progresión, un servicio de autobuses urbanos que pronto tendrá una línea electrificada… en definitiva, distintos frente abiertos para trabajar por una ciudad más amable».

En el caso de Irun, se distinguen una cuarentena de puntos singulares de la ciudad, tales como el Ayuntamiento de Irun, la plaza de San Juan, el Museo Romano Oiasso, los polideportivos, Irugurutzeta, el Hospital Comarcal del Bidasoa o el conservatorio de Mendibil. Entre cada punto se puede observar la distancia y el tiempo que se tardaría en recorrer a pie con una media de 5 km/h. «Esperamos que siga difundiéndose por la ciudad y que iruneses e irunesas se animen a seguirlo a pie en sus desplazamientos por la ciudad. Hay que tener en cuenta que no tenemos grandes distancias en Irun. Son más las ideas preconcebidas que podemos tener, pero lo cierto es que en muchos casos llegamos más rápido de un sitio a otro caminando», apuntaba Cristina Laborda.