Javier Arranza (i), Mónica Martínez y Jon Ugarte. / Ayuntamiento de Irun

Los delegados de Sociedad de la Información y Participación Ciudadana y de Vía Pública, Mónica Martínez, y Jon Ugarte, han hecho balance de la actividad registrada por el servicio de Avisos, Quejas y Sugerencias (AQS) a lo largo del 2019. En marcha desde 1997, es un canal de comunicación a través del cual los ciudadanos/as puedan hacer llegar al Ayuntamiento sus propuestas u opiniones sobre el desarrollo de algún determinado servicio municipal, así como avisos sobre el mobiliario público y/o vía urbana.

«El uso que se da a este servicio, al alza año a año, demuestra que es de gran utilidad. Es el hilo directo y más rápido para hacer llegar al Ayuntamiento de Irun una sugerencia, una queja o un problema sobre el funcionamiento de algún servicio municipal. También registramos y damos cauce cuestiones que pueden ser competencia de algún tercero para lo que actuamos como un intermediario de cara a facilitar todo lo posible la resolución del problema», explicaba Mónica Martínez.

A lo largo del año pasado se registraron un total de 5.415 entradas; esto supone un incremento de un 4% con respecto al año anterior. En detalle, se aprecia un descenso en temas relacionados con aparcamientos, obras y mantenimiento urbano mientras que han subido los asuntos de mobiliario urbano, parques y jardines así como la señalización en vías públicas. Aún así, los apartados que más ocupa este servicio un año más son los residuos urbanos y limpieza viaria, que se remiten a Servicios de Txingudi (821 y 706 entradas respectivamente). Además, este año el número de avisos con destino a entidades externas al Ayuntamiento ha crecido hasta los 1.722.

Uno de los aspectos en los que más se trabaja cada año es en los tiempos de respuesta. La evolución general con respecto a años precedentes se mantiene en parámetros positivos. En concreto, la media de contestación se fijó el año pasado en los 4,22 días, la cifra más baja de los últimos años.

Cabe destacar también que sigue incrementándose el uso de Internet como canal de comunicación de avisos, quejas y sugerencias, unido a las vías tradicionales del teléfono y presencial. Este aumento va ligado a los trabajos que el Ayuntamiento de Irun está realizando por impulsar el uso de medios electrónicos de relación con la ciudadanía sencillos y cómodos, especialmente a través de la difusión de la Irun Txartela. De los 633 avisos de 2014 recibidos por internet a los 1.360 en 2019; una subida de más del doble en cinco años.

Este servicio AQS se puso en marcha en 1997, con la apertura del SAC. Su actividad evolucionó con rapidez en los primeros años al ser percibido por la ciudadanía como un servicio que funciona y que soluciona problemas, hasta mantener un nivel ya más o menos constante desde 2006, siempre por encima de los 3.500 avisos, quejas y sugerencias anuales.

El análisis estadístico realizado determina que la distribución de los avisos y quejas recibidos es muy homogénea en toda la ciudad, siguiendo la estadística por barrios una pauta muy equilibrada en relación con el número de personas que habitan en cada uno de ellos. Se usa en todos los barrios, y con un nivel de utilización muy similar, con un ratio parecido de avisos/habitante.

Refuerzo del presupuesto en mantenimiento «El SAC es fundamental al recibir estos avisos, quejas o sugerencias pero luego está el proceso interno que hace que cada área dé salida a estas cuestiones. Entre todos los departamentos, el área de Vía Pública es un destino muy habitual; aquí las recibimos y actuamos cuanto antes allá donde nos sea posible para solventar problemas que pueden facilitar el día a día de los vecinos de Irun», explicaba Jon Ugarte.

El delegado destacaba que «si bien es cierto que en general son actuaciones puntuales de pequeña envergadura, requieren su tiempo de ejecución, poder estar preparados y afrontar estos trabajos rápidamente». Tal como explicaba Ugarte, las partidas destinadas al mantenimiento y cuidado de vía pública han aumentado significativamente estos años.

El gasto por habitante, que se calcula anualmente en este departamento en base al presupuesto del servicio municipal de vía pública (7.819.466 euros en 2019), se situó a cierre del pasado ejercicio en los 123,88 euros manteniendo el incremento que desde los últimos años se viene registrando. Este dato engloba cuatro conceptos: mantenimiento urbano, alumbrado público, jardinería (zonas verdes y arbolado), y limpieza viaria. Esta cifra supone alcanzar y superar los niveles de gasto previos a la crisis económica. Con respecto al año anterior el ratio que indica este gasto municipal subió cerca de un 2%. Igualmente, cabe señalar que al igual que en años anteriores, se vienen realizando diferentes campañas de arreglo de ejes peatonales, asfaltado, eliminación de barreras arquitectónicas, etc., lo cual viene a incrementar la dotación económica dirigida al mantenimiento urbano.