Miloš Orbović (i) y Gurutz Aginagalde posan en Artaleku con una bufanda del Bidasoa. / Martín Tellechea

«Va a ser una gran experiencia, vengo a un club increíble y poder jugar la Champions League va a suponer un importante paso en mi carrera». Ésta ha sido la primera respuesta a preguntas de los periodistas de Miloš Orbović como jugador del Bidasoa-Irun. El lateral serbio, que pudo completar la semana pasada sus dos primeros entrenamientos con el equipo, ha reconocido que el partido del sábado fue «increíble. Me sentí como uno más en Artaleku». Orbović, que se ha presentado en la sala de prensa del polideportivo Artaleku acompañado del presidente del club, Gurutz Aginagalde, ha señalado que ha tenido una acogida «fantástica, tanto por parte de los compañeros, como de Jacobo, como también de Gurutz. Estoy deseando debutar y voy a darlo todo por este club». El serbio, preguntado por la adaptación, indicaba también que «me gusta este estilo de balonmano, por lo menos lo que he podido ver en los dos entrenamientos que he hecho. Me he sentido muy cómodo».

Gurutz Aginagalde (i) y Miloš Orbović, durante la rueda de prensa de presentación del lateral. / Martín Tellechea

Preparado para debutar

El presidente, Gurutz Aginagalde, ha confirmado que «viene por un año», prorrogable en función de cómo vaya dándose la temporada. También ha reconocido que «a pesar de estar durante varios meses mirando el mercado y haber llegado a última hora, Miloš Orbović fue una de las primeras opciones que manejamos. En un principio no fructificaron las conversaciones, pero seguimos manteniendo el contacto y al final la situación cambió y ha podido venir». El presidente señala que «completamos de esta forma una plantilla interesante, compensada, para afrontar con garantías todas las competiciones que vamos a disputar». Aginagalde ha confirmado igualmente que el lateral serbio está preparado para debutar si el entrenador lo estima conveniente.

A preguntas de los periodistas, Aginagalde ha reconocido que «desde el principio teníamos claro que no podíamos romper la política económica que tenemos y descompensar la plantilla. Además, teníamos claro tanto nosotros como el entrenador que el jugador que viniera tenía que tener la calidad suficiente para aportar. No hemos buscado alguien que juegue unos minutos para dar descanso a otros jugadores. Hemos buscado alguien que venga a aportar. En ese sentido estamos muy contentos porque es un jugador muy completo».