La idea es comenzar las obras el año que viene. / Ayuntamiento de Irun

Los delegados de Movilidad, Vía Pública y Obras, y Participación Ciudadana, Cristina Laborda y Pedro Alegre, estuvieron este pasado jueves en el colegio San Vicente de Paúl para presentar a los vecinos de San Miguel el proyecto que completa la reurbanización de la calle Fuenterrabía.

«Fue la segunda reunión con el barrio en cuatro meses tras un primer encuentro en el que presentamos las líneas generales del proyecto para, a continuación, abrir un proceso de participación», señalaba Cristina Laborda. «La sesión de este jueves ha servido para trasladar a los vecinos el resultado de este proceso, una vez valoradas todas las aportaciones, en una toma de contacto más para conocer sus impresiones y seguir contando con la opinión de la ciudadanía en aquellos proyectos de alcance para su día a día».

Corazón del barrio

Tal como señalaba Cristina Laborda, «hay que entender este nuevo proyecto como una continuidad de la reurbanización que se realizó en 2011, entre la plaza Zubimuxu y la intersección con calle Anzarán, y sobre todo como el nuevo aspecto que tendrá el barrio a corto-medio plazo teniendo en cuenta el futuro desarrollo de San Miguel-Anaka que abrirá nuevas conexiones peatonales y viarios en el barrio. Por ahora toca abordar en clave de ciudad amable la zona inicial de la calle Fuenterrabía junto con la plaza de San Miguel para el disfrute de sus vecinos como corazón del barrio».

Como rasgos destacados que definen el proyecto, las aceras se amplían a ambos lados, si bien el margen izquierdo según el sentido de tráfico será más ancho que el otro ya que el derecho mantendrá las plazas de aparcamiento. En consecuencia se crea un solo vial de circulación hasta la plaza de San Miguel que se peatonaliza convirtiéndose en un espacio de estancia y encuentro que contará como atractivos con un jardín vertical y unos juegos de agua en el suelo imitando una fuente. Pasada la plaza de San Miguel, se mantienen los dos viales para facilitar el giro hacia la calle Zubiaurre a través de la plaza Gipuzkoa.

A lo largo del proceso de participación han tomado parte 89 personas o grupos que han podido valorar y opinar sobre el planteamiento inicial a través de un buen número de propuestas sobre temas diversos: cuestiones del proyecto general, diseño, y/o estacionamiento. Un grupo mayoritario se ha mostrado a favor del proyecto planteado mientras que entre las propuestas recibidas se han incluido algunas para reforzar el proyecto.

Entre las ideas recibidas se han contemplado plazas de carga y descarga, árboles de bajo porte, e instalar una marquesina en una parada de autobús; en cuanto al aparcamiento para paliar la pérdida durante la obra se ofrecerán plazas a precios reducidos en el parking de El Pinar, concretamente a 40 euros la modalidad mensual.

La previsión es que el proyecto se remate en las próximas semanas iniciándose así la tramitación para su licitación y futura adjudicación. Se trabaja con la idea de poder comenzar las obras el año que viene con un plazo de ejecución de 8 meses aproximadamente.