Alrededor de un millar de mujeres y niños participaron este año. / Joel Iglesias

La Asociación de Mujeres Pagoki, organizadora del acto de Rememoración de Antorcheras en la noche del 29 de junio, ha emitido esta mañana un comunicando valorando lo vivido no solo en la noche de San Pedro, sino también durante todo el mes de junio con las actividades celebradas con motivo del 20º aniversario de la asociación. El comunicado dice lo siguiente:

«Tras la reunión del pasado jueves 5 de julio, desde la asociación de mujeres Pagoki hemos realizado una valoración sobre el acto de Rememoración de Antorcheras de este año.

Antes de nada queremos agradecer la masiva participación de mujeres y niños el pasado 29 de junio, la gran mayoría perfectamente vestidas de oscuro. Este año, era sin duda, una ocasión especial para la asociación: cumplir 20 años es todo un motivo de celebración y queríamos que el acto brillase aún más. Y lo hemos conseguido, superando la cifra de participantes de otros años hasta llegar alrededor de las 1.000 antorcheras. Todo un récord del que estamos muy orgullosas y agradecidas.

También queremos dar las gracias por el apoyo incondicional del público durante todo el recorrido; sin su presencia, silencio y participación el acto no tendría razón de ser. La ayuda del ayuntamiento ha sido vital un año más, apagando la luces del recorrido para dotarlo así de más belleza.

Pero nuestra alegría parece ser motivo de irritación para algunos colectivos que pretenden falsamente ser la única voz autorizada de las mujeres de Irun. Durante el mes de junio varios miembros de Pagoki han sido atacadas a través de redes sociales, insultadas y menospreciadas por hacer las cosas como quieren hacerlas.

Es curioso ver como, aquellos que supuestamente defienden la libertad de la mujer a poder elegir cómo participar en la fiesta, critiquen e intenten boicotear un acto donde SOLO participan MUJERES y niños LIBREMENTE. Estamos cansadas de que quienes dicen actuar en nuestro nombre nos traten de alienadas e intenten desautorizar nuestra participación en las fiestas que amamos.

El papel de la mujer en la batalla de San Marcial fue fundamental para lograr la victoria, como se reconoce en diversos escritos, y en la asociación Pagoki, con el apoyo de las irunesas, llevamos 20 años recordándolo. Y así seguiremos haciéndolo.

Por último, desde Pagoki, como asociación de mujeres muy implicada en la dinamización de actividades con mujeres y niños, echamos de menos el apoyo de otras instituciones como Emakunde, que en estos 20 años nunca ha mostrado interés en un acto donde nosotras somos las protagonistas. ¿Dónde queda entonces el apoyo de dicha institución a la inmensa mayoría de las mujeres de Irun?”