Elkarrekin Podemos será la marca con la que las tres formaciones se presentarán a las municipales del 26 de mayo. / Podemos Irun

Podemos Irun, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak anunciaron este sábado en el Parque Ecológico de Plaiaundi lo que era un secreto a voces: que las tres formaciones se presentarán a las municipales del próximo mes de mayo bajo el paraguas de una candidatura común. La coalición llevará por nombre Elkarrekin Podemos, al igual que en el Parlamento Vasco actualmente y en la misma línea que ocurrirá en otros municipios y en las diputaciones forales.

«Estamos hoy aquí», comenzaron anunciando en un comunicado conjunto leído ante los medios de comunicación, «para anunciar un impulso fundamental en la conformación de la única garantía útil de cambio en Irun. Si en 2015 la entrada de Podemos en el panorama político irundarra supuso el fin de las viejas mayorías en el Ayuntamiento, ahora la coalición acordada de las tres fuerzas políticas, Podemos Irun, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak, junto a independientes de reconocida trayectoria, nos consolida como la única alternativa capaz de liderar una transformación real en la ciudad. Los afiliados y militantes de las tres fuerzas así lo han acordado y es un motivo de gran satisfacción poder trasladar este acuerdo a todos los ciudadanos de nuestra ciudad, ya que supone cumplir la exigencia, tantas veces formulada, de unidad de las fuerzas de izquierda».

«Tras este acuerdo de unidad y de cara a las próximas elecciones municipales de mayo, nos convertimos en la garantía de que es posible un cambio real en Irun, en la única fuerza política con un proyecto transformador pero capaz, a la vez, de dialogar y acordar con todos, sin estériles líneas rojas ni personalismos excluyentes, desde una posición de centralidad, como hemos hecho en estos cuatro años de oposición en el ayuntamiento. Ahora es el momento de dar un paso adelante y recuperar ese Irun que tanto echamos de menos: un Irun transformador, progresista, con un fuerte tejido comercial, sin caos circulatorio, centrado en los intereses reales de la gente. Juntos podemos hacerlo, poniendo el acento en lo que a la mayoría le afecta y le importa. Nuestra apuesta es claramente en favor de los intereses de la mayoría, para lo que promoveremos, en consenso con otras fuerzas políticas, una decidida revisión de las subcontrataciones impulsadas por el actual equipo gubernamental en la recogida de residuos, la gestión de los espacios de la OTA, de los párquines subterráneos y de buena parte de los servicios sociales, para que los intereses privados no prevalezcan, como sucede en la actualidad, sobre los de la ciudad y la riqueza que se genera con estos servicios revierta en todos los ciudadanos».

«Debemos revitalizar nuestra ciudad con una apuesta por los equipamientos culturales y educativos: desarrollar la segunda fase del CBA, trasladar la escuela oficial de idiomas al edificio de la Aduana, convertir Ikust Alaia un referente de la programación cultural y potenciar la agenda cultural joven. Desde Elkarrekin Podemos apostamos por intervenir y recuperar las cicatrices urbanísticas de nuestra ciudad: Korrokoitz, San Miguel-Anaka, Iparralde-Gal, la zona comercial de Behobia, etc. El actual equipo municipal ya prometió hace años desarrollar estos espacios pero su propia incapacidad y la falta de diálogo con el resto de fuerzas políticas han vuelto a dejar estas huellas en Irun».

«Impulsaremos una transformación ecológica en Irun, pero real, no cosmética. Estamos a la espera del Plan Especial del Valle de Olaberria, nos falta también la auditoria energética de los edificios públicos y, como ya hemos propuesto en más de una ocasión, que el acceso a las subvenciones para rehabilitación de viviendas se realice por criterios de renta, de tal forma que tenga prioridad las personas con menos ingresos. Nuestro proyecto supone recuperar por fin la memoria histórica como eje vertebrador de nuestra democracia, aplicar políticas de igualdad reales en el Ayuntamiento y, sobre todo, dejar de dilapidar el dinero público en gastos de personal de confianza y en la maquinaria de propaganda del gobierno municipal, que solo responden a los intereses personalistas del actual alcalde. Hemos demostrado que tenemos un proyecto propio, transformador, al servicio de los ciudadanos, con iniciativas sensatas y bien fundamentadas, y también capacidad de diálogo con otras fuerzas políticas, como muestra el acuerdo de traslado de las pistas de Plaiaundi. El gobierno municipal socialista y en especial su alcalde, tras más de 35 años ocupando puestos públicos, carecen de iniciativa y de proyecto de ciudad. No han sido capaces de aprobar, pese a nuestra disponibilidad para alcanzar un acuerdo, los presupuestos para 2019, están enfrentados a todas las fuerzas políticas y carecen de capacidad de diálogo».

«Lo más grave es que siguen empeñados en utilizar los grandes proyectos colectivos (en especial la regeneración del espacio ferroviario) en los que se juega el futuro de nuestra ciudad en las próximas décadas, y que por tanto exigen un amplio acuerdo de toda la ciudadanía y de las instituciones vascas y estatales, como hemos expuesto en las mociones presentadas en los últimos plenos municipales, para sus propios intereses partidistas de cara a las próximas elecciones. Pretenden convertir el proyecto de Via Irún en la vía para mantener a Santano en la alcaldía en mayo. Nuestra ciudad no se merece que nadie juegue así con su futuro».