El delegado de Urbanismo y Vivienda, Xabier Iridoy, durante la comparecencia de hoy. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Urbanismo y Vivienda, Xabier Iridoy, ha dado a conocer este martes la situación que viven las primeras viviendas de alquiler protegido que se han construido en Irun. La primera de las dos promociones que el Gobierno Vasco, a través de Visesa, ha construido, está llegando a su fin. «De las viviendas que estamos tramitando ahora, 48 son VPO en venta, pero 16 son en alquiler y en breve estarán dispuestas para ser adjudicadas mediante sorteo de los demandantes que estén inscritos en Etxebide», ha comentado el delegado. «Estas 64 viviendas están ubicadas entre la calle Piketazaharra y la Avenida de Elizatxo».

Las 16 VPO en régimen de arrendamiento protegido serían las primeras promociones en alquiler protegido en la ciudad. Hasta el momento, históricamente, en Irun se ha ido promoviendo la vivienda protegida en venta o en derecho de superficie. Pero por causa de la crisis económica durante el mandato pasado se produjo un cambio en la demanda de la ciudadanía en relación al tipo de la vivienda, donde se solicitaban viviendas protegidas pero en alquiler. Así se pudo constatar en las listas de Irunvi, donde los demandantes de VPO en venta disminuyeron notoriamente y la demanda de VPO en alquiler aumentó.

Asimismo, Xabier Iridoy ha querido informar de que «dentro de un año se acabará la segunda fase de las viviendas. Son otras 64 viviendas, todas ellas de alquiler. Serán 32 VPO de régimen general y otras 32 de régimen especial, estas últimas viviendas de alquiler social. Todas ellas serán gestionadas por Alokabide. Hay que aclarar que las viviendas de alquiler social están destinadas a unidades convivenciales que se encuentran en alguna supuesta situación de especial vulnerabilidad».

El conjunto de las 128 viviendas de promoción pública protegida son fruto de un acuerdo entre el Ayuntamiento de Irun y el Gobierno Vasco. «Este acuerdo de colaboración para promocionar vivienda protegida destinada al alquiler llega a buen puerto. Esperamos que sea el principio de una estrecha colaboración necesaria para que en Irun podamos dar respuesta a la demanda de alquiler existente», ha concluido Iridoy.