José Ignacio Asensio, Iñaki Arriola y José Antonio Santano. / Ayuntamiento de Irun

La campaña «Reciclar es lo nuestro», que recorre por tercer año consecutivo las calles de Euskadi para animar a las personas a formar parte de la apuesta liderada por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco por la Economía Circular, llega a Irun. Durante este miércoles y jueves, distintas actividades tratarán de sensibilizar a la ciudadanía para que deje sus excusas a un lado y opte por un consumo responsable y un mayor y mejor reciclaje de los residuos que generamos.

En horario de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, todas las personas que se acerquen a la plaza del Ensanche podrán participar en diferentes actividades organizadas en contenedores de obra reutilizados y otras lúdicas de calle:

CIRCULAR THINKING. Súmate a la apuesta de Euskadi por la economía circular. Actividad que tiene como objetivo dar las pautas necesarias para pasar de pensar en lineal a pensar en circular. De una manera interactiva y divertida enseña cómo formar parte de esta apuesta reduciendo y consumiendo de manera responsable, reutilizando, reparando lo que se estropea y reciclando los residuos que se generan.

DEMUESTRA QUE RECICLAR ES LO NUESTRO. Juegos para aprender, con pruebas de agudeza visual, expresión y movimiento, qué residuos se deben depositar en cada contenedor.

EL JUEGO DE LOS ENVASES GIGANTES. Descubre y recicla las 8 principales excusas que nos ponemos para no reciclar. A través de juegos, da soluciones para las excusas más habituales

DEPORTES ‘RERURALES’ VASCOS. Una divertida propuesta de diferentes juegos de Herri Kirolak adaptados para demostrar que ‘Reciclar es lo nuestro’.

La campaña dispone, también, de un servicio especial para centros escolares y grupos que quieran disfrutar de una divertida experiencia: actividades y visitas guiadas especiales para grupos escolares. Las reservas pueden hacerse en el mail birziklatu@prismaglobal.es o el teléfono 637 21 11 51.

El Ayuntamiento de Irun está haciendo un importante esfuerzo para fomentar tanto el reciclaje como la separación de residuos entre sus habitantes y los resultados están siendo muy positivos», ha señalado el alcalde de Irun, José Antonio Santano. La localidad guipuzcoana recicla ya más de 50% que obliga la ley y trabaja con el objetivo de alcanzar el 70% en 2030, una meta que también tiene la Diputación Foral de Gipuzkoa. En la consecución de este objetivo están resultado determinantes los talleres de educación ambiental impartidos por Servicios de Txingudi dirigidos a concienciar a niños y jóvenes sobre estos hábitos, que luego trasladan a sus respectivos hogares. Y las sociedades gastronómicas, a las que se ofrecen materiales para separar y reciclar.

Asimismo, están dirigiendo sus mensajes al reciclaje de orgánica. Irun se ha decantado por el sistema de tarjeta para utilizar el contenedor marrón y premia su uso con grandes ventajas, incluidas las económicas.

Gipuzkoa superó en el año 2018 los objetivos de reciclaje fijados por Europa para 2020

Los datos de 2018 confirman la tendencia del periodo 2015-2018, en el que la tasa de reciclaje ha aumentado 10,15 puntos, desde el 42,26% en el que se situaba hace cuatro años, hasta el 52,41% del año 2018. Esto supone que se ha superado con dos años de antelación el objetivo europeo establecido para 2020. “Y es importante destacar que una vez se pongan en marcha las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, junto con la evolución de la recogida selectiva, Gipuzkoa superará a corto plazo el 60% del reciclaje, situándose al mismo nivel que los países más avanzados de Europa” destaca Jose Ignacio Asensio, diputado de Medio Ambiente; “Gipuzkoa se ha puesto a la altura de los países más avanzados de Europa en materia de gestión de residuos, reutilización y reciclaje; gracias al buen hacer de la ciudadanía y al desarrollo de infraestructuras de recogida selectiva y de tratamiento de residuos”.

Los crecimientos más significativos se han dado en el reciclaje del bioresiduo y de los envases, que en comparación con el año 2017, suben 4,59 y 3,22 puntos respectivamente, alcanzando el 66,01% en envases y el 44,90% en bioresiduo. También resulta destacable su evolución en la actual legislatura, (2015-2018), que ha sido de 14,41 puntos en envases y de 15,84 en bioresiduo. En los objetivos específicos por fracción, Gipuzkoa está tan solo a 3,99 puntos en el caso de los envases y a 5,10 puntos en el del bioresiduo de alcanzar los objetivos europeos para 2020. La puesta en marcha en otoño del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa permitirá superar ampliamente los porcentajes.