Se cumplen 100 años de un gol para la historia

El irundarra Patricio Arabolaza marcó el primer gol oficial de la selección, durante los Juegos Olímpicos de Amberes

0
273

Hoy se cumplen 100 años del primer gol oficial de la selección española. Y lo marcó un irundarra, Patricio Arabolaza, delantero del Real Unión Club y toda una leyenda del club fronterizo. Junto a Arabolaza, se colgaron la plata en aquella cita olímpica Ricardo Zamora, Pedro Vallana Jeanguenat, Mariano Arrarate, Juan Artola, Agustín Sancho, Ramón Eguiazábal, Francisco Pagazaurtunduo, Félix Sesúmaga, Rafael Moreno, Domingo Gómez, José María Belauste, José Samitier, Luis Otero, Joaquín Vázquez, Sabino Bilbao, Ramón Gil y Silverio Izaguirre.

Arabolaza fue internacional en 5 ocasiones. Además de aquel primer encuentro oficial de la selección del 28 de agosto, el irundarra disputó otros tres encuentros en aquellos Juegos Olímpicos, que se disputaron en un formato realmente extraño. En el partido de cuartos de final disputado un día después, Bélgica derrotó 3-1 a la selección española, privándola de pelear por el oro. Los entrenados por Francisco Bru pasaron a jugar un torneo de consolidación cuyo premio era la medalla de plata. En primera ronda España derrotó el 1 de septiembre a Suecia en el estadio Olímpico de Amberes (1-0), mientras que en segunda ronda, al día siguiente y en el mismo escenario, hizo lo propio con Italia (2-0). Los encuentros de tercera ronda no se jugaron, porque Francia no se presentó al partido contra Holanda y Checoslovaquia, que tenía que enfrentarse a España, había sido descalificada del torneo por retirarse de la final por el oro contra Bélgica. Así pues, el partido por la plata lo disputaron el 5 de septiembre en el estado Olímpico de Amberes Holanda y España, venciendo la selección española 3-1.

Patricio Arabolaza disputaría un encuentro más con la selección tras los Juegos Olímpicos de Amberes. Fue el 7 de octubre de 1921 en San Mamés, en la victoria de España frente a Bélgica (2-1), que supuso la revancha de la derrota sufrida un año antes en la cita olímpica y que además fue el primer partido que la selección española disputó oficialmente como local.

Arabolaza, quinto por la izquierda de la fila de arriba, con la selección.

Toda su trayectoria deportiva, en Irun

Patricio Arabolaza Aranburu, deportivamente conocido como Patricio (Irun, 17 de marzo de 1893-ibíd, 12 de marzo de 1935), fue un futbolista español. Jugaba como delantero y desarrolló su carrera en el Racing de Irún y su sucesor, el Real Unión Club. Fue el autor del primer gol de la historia de la selección de fútbol de España y medallista de plata en la Olimpiada de Amberes de 1920.

Nacido en Irun en 1893, fue un delantero luchador y aguerrido, que siempre estuvo ligado a clubes de su ciudad natal. Comenzó jugando en el Rácing Club de Irún en 1909. En este equipo jugaba junto a su hermano Ignacio. Los dos se proclamaron campeones de la Copa de España organizada por la Federación Española en 1913, tras vencer en la final al Athletic Club por 1:0 en el partido de desempate. En el primer partido ambos equipos habían empatado 2:2 y Patricio había sido el autor de uno de los dos tantos iruneses.

En 1915, Patricio se integró, junto con otros jugadores del Rácing en el Real Unión Club de Irún, equipo surgido de la unión de los dos equipos iruneses: el propio Rácing y el Sporting. El Real Unión se convertiría en uno de los equipos dominantes del fútbol vasco y del nacional durante la década siguiente y Patricio fue durante la primera mitad de esa década la estrella del equipo.

Además de ganar cuatro campeonatos regionales con el Real Unión, Patricio alcanzó las finales de la Copa de España de 1918 y 1922 con su club. En la final de 1918 el Real Unión se alzó con la Copa tras vencer 2:0 al Real Madrid en la final.

En la final de 1922, sin embargo, el Fútbol Club Barcelona ganó a los iruneses por 5-1; en un partido en el que Patricio marcó el gol irunés y se vio mezclado en una tangana monumental con el jugador barcelonista Surroca. Los incidentes de aquel partido acarrearon la suspensión de Patricio por un año y una fuerte multa de 500 pesetas de la época para el Real Unión.

Sancho, Eguiazábal, Vallana, Samitier, Zamora y Arrate; Moncho Gil, Sesúmaga, Patricio, Pichichi y Acedo posan en un partido amistoso jugado en San Sebastián antes de viajar a Bélgica.

Retirada y fallecimiento

La suspensión de un año acarreó en la práctica la retirada de Patricio, que ya contaba con casi 30 años y llevaba jugando al fútbol desde los 17. Se retiró en 1923 en un partido amistoso que se disputó en el estadio de Atotxa de San Sebastián. Del beneficio obtenido montó un establecimiento de «ferretería, loza, electricidad, artículos de caza…» en la ciudad. Desde su retirada hasta su muerte ejerció como vocal del club y asesor deportivo. Falleció el 12 de marzo de 1935 debido a una bronconeumonía, cinco días antes de cumplir 42 años. Ese mismo mes tenía previsto participar en un partido de homenaje a Joaquín Vázquez, excompañero en el Real Unión y la selección.

Trofeo Arabolaza

Durante algunos años, entre 1953 y 1968, los diarios Marca y Arriba concedieron el Trofeo Patricio Arabolaza a aquel jugador de la liga española de fútbol que se caracterizaba por su furia y acometividad. Miguel González (Atlético de Madrid) lo ganó en 1953, Juan Araujo (Sevilla F.C.) en 1954, Joaquín Navarro (Real Madrid C.F.) en 1955, Campana II (Sevilla F.C.) en 1956, Manuel Badenes (Valladolid C.F.) en 1957, Sabino Andonegui (C.A. Osasuna) en 1958, Manuel Ruiz Sosa (Sevilla F.C.) en 1959, Ugarte (Athletic Club) en 1960, Feliciano Rivilla (Atlético de Madrid) en 1961, Adelardo Rodríguez (Atlético de Madrid) en 1962, Ignacio Zoco (Real Madrid C.F.) en 1963, Marcelino Martínez (Real Zaragoza) en 1964, Fernando Ansola (Real Betís Balompié) en 1965, Severino Reija (Real Zaragoza) en 1966, José Martínez Pirri (Real Madrid C.F.) en 1967 y Francisco Fernández Gallego (F.C. Barcelona) en 1968.

El diario Marca resucitó el galardón para el Mundial de 2002 y la Eurocopa de 2004 y en ambas ocasiones Carles Puyol se hizo con él.