Se intentará empezar con las obras en 2018. / Ayuntamiento de Irun

El área municipal de Movilidad, Vía Pública y Obras ha encargado la redacción del proyecto de rotonda en Larreaundi y ampliación del vial de Txenperenea. Se trata de una actuación ligada al desarrollo de la futura ronda sur y semienlace de la autopista A-8, que conectará en su primera fase los entornos de Oinaurre y Txenperenea fruto del acuerdo entre el Ayuntamiento de Irun y la Diputación Foral de Gipuzkoa.

«Desde los últimos meses el área de Movilidad, Vía Pública y Obras ha dado nuevos pasos en esta actuación de forma que para los próximos meses tendremos redactado el proyecto que servirá para conectar el núcleo urbano de Irun con la futura ronda sur de la ciudad, un proyecto muy esperado para Irun y su ciudadanía», señalaba la delegada Cristina Laborda.

En concreto se plantea la construcción de una rotonda entre las calles Belitz y Miguel de Ambulodi y una ampliación del vial en la ladera de Egiluze, en los entornos de Txenperenea. «Cuando se ejecutó esta carretera para dar servicio a la subestación eléctrica aquí situada, ya se pensó en posibles ampliaciones por lo que no hay que hacer más movimientos de tierra sino una actuación a nivel del pavimento. Esto ayudará a reducir los plazos de obra y terminar de configurar un vial que será clave en la conexión de la ronda sur con la red viaria ya que por este punto accederá todo el tráfico en dirección o procedencia de los barrios, por ejemplo, de Larreaundi, Lapice, Arbes o Palmera-Montero», ampliaba la responsable municipal de Movilidad.

Se incluye en esta actuación una rotonda en el cruce entre las calles Belitz y Miguel de Ambulodi para facilitar la circulación ante la previsión de incremento de tráfico que se produciría una vez finalicen todos estos trabajos. El presupuesto para la redacción de este proyecto es de 21.114,50 euros y la empresa encargada es Endara Ingenieros Asociados S.L. con un plazo de preparación de tres meses.

Pendientes de cita en la Diputación Foral de Gipuzkoa

Este proyecto es, junto con la futura residencia de personas mayores de Arbes, otro de los asuntos acordados con la Diputación Foral de Gipuzkoa. Cristina Laborda informaba en ese sentido que se está a la espera de contestación a la solicitud de reunión que ha hecho llegar recientemente desde el Ayuntamiento de Irun a la Diputación Foral de Gipuzkoa para abordar el estado actual del proyecto.

«El Ayuntamiento de Irun está haciendo sus deberes desde el último encuentro que mantuvimos pero estamos a la espera de noticias de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Por ahora solo tenemos buenas palabras pero faltan hechos. Queremos saber qué pasos está dando en su terreno para así programar los siguientes movimientos. Tenemos el compromiso foral de atender esta demanda histórica de la ciudad y no podemos demorar más un proyecto que busca mejorar el tráfico, y por tanto, la movilidad de muchos iruneses y resto de guipuzcoanos que pasan a diario por la ciudad», subrayaba Cristina Laborda.