El edificio ha pasado a ser municipal. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, y el delegado del Estado en Gipuzkoa de Patrimonio y Hacienda, Javier Herrero, han firmado esta mañana la cesión del edificio de la antigua Emigración Española, situado entre las calles Anaka y Basurko. En este encuentro, en el que también se encontraban el delegado municipal de Urbanismo, Miguel Ángel Páez; el delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza; y el subdelegado en Gipuzkoa, Guillermo Echenique, también se ha realizado la entrega de llaves.

«Hoy es un gran día para Irun porque después de este trabajo de los últimos meses, las palabras se han convertido en hechos. Hemos mantenido una colaboración interinstitucional y se han cumplido los objetivos y la palabra dada», señalaba José Antonio Santano.

Por su parte, Jesús Loza mostraba «la satisfacción de la delegación; lo que dijimos en octubre, se ha cumplido. En pocos meses hemos conseguido primero trasladar las oficinas de la Seguridad Social y después que pudiera estar a disposición del Ayuntamiento. Subrayar la necesidad de la colaboración interinstitucional; cuando ésta es un hecho como aquí, ganamos todos y sobre todo los ciudadanos».

Esta confirmación de la cesión es el último paso dado hasta ahora; entre los más recientes y muy importante, el visto bueno del Instituto Nacional de la Seguridad Social (hasta hace poco en este edificio) para trasladarse al local que el Ayuntamiento ha cedido y en el que ofrecen ya a día de hoy sus servicios de manera transitoria mientras habilitan su ubicación definitiva.

En lo que al actual edificio se refiere, el Ayuntamiento de Irun ya realizó la división horizontal del edificio (de un total de 4.768 metros cuadrados), en dos partes, por un lado una superficie de 763,75 metros cuadrados, un 16% aproximadamente del total, y por otra parte, la segunda finca, que albergará el resto del edificio, el 83,98% de la superficie, que sería de 4.004,25 metros cuadrados.

Esta división permite que la cesión pueda ser sobre la segunda parte y la primera siga estando destinada a Lanbide. El Ayuntamiento de Irun ya avanzó un estudio para habilitar usos en ese 84% del edificio y que permitiría habilitar cerca de 40 apartamentos dotacionales que se completaría con un espacio para el barrio de en torno a 500 metros cuadrados.

José Antonio Santano y Javier Herrero firmando la cesión. / Ayuntamiento de Irun

Un edificio con historia

Cabe citar que este inmueble es obra de Alejandro de la Sota (Pontevedra, 1913; Madrid, 1996), uno de los maestros de la arquitectura española del siglo XX; se construyó en el año 1963 como albergue para emigrantes y consta de 4.768 metros cuadrados construidos con cuatro plantas. Hasta hace poco albergaba las oficinas del Instituto Nacional del Empleo y del Instituto Nacional de la Seguridad Social; la mayor parte del edificio se encuentra en desuso.