Txisun Altuna (i), Juantxo Murua y Txomin Sagarzazu. / Ayuntamiento de Hondarribia

Las obras entre los números 21 y 83 de la calle Santiago que comenzaron el pasado mes de noviembre llegan a su fin. De hecho, el punto que une esta calle con la calle San Pedro ya está abierto al público y toda la ciudadanía ya puede disfrutar de esta zona totalmente renovada.

El alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, ha mostrado su satisfacción con la obra “ya que a pesar de los días de lluvia se han cumplido las expectativas. Además, en días como hoy se comprueba que las canalizaciones están funcionando muy bien”.

Juantxo Murua, director de la obra, ha señalado que “comenzamos la obra por la zona de las escaleras mecánicas. Es aquí donde hemos encontrado más dificultades, sobre todo, al realizar las obras interna, debido a que teníamos muy poco espacio y teníamos que mantener el paso de los vecinos. Después, se han renovado todos los pasos de peatones de la calle San Pedro hasta completar la renovación de la plaza”.

“Las obras comenzaron en noviembre y han finalizado en el plazo estimado”, ha indicado Txisun Altuna, delegado de Servicios y Obra. Asimismo, «económicamente también se ha cumplido, ya que la licitación era de 1.203.000 euros y es precisamente lo que ha costado la obra”.

Altuna ha añadido que «a la hora de realiziar la obra se ha seguido el mismo criterio que en el resto del barrio de la Marina. Además de renovar todo lo que vemos a pie de calle, también se han renovado todas las infraestructuras de saneamiento, electricidad y telefonía y se ha cambiado toda la iluminación para que el consumo sea menor, y, por supuesto, el mobiliario urbano”.

Para completar la renovación completa del barrio de la Marina quedan aun dos fases, la segunda parte de la calle Santiago y Arrantzale auzoa. “No se ha podido completar la renovación de toda la calle porque en verano había que parar, pero en los presupuestos de este año ya está contemplado la realización de los dos proyectos restantes».

Para finalizar, el alcalde ha querido realizar un llamamiento a la convivencia: “con espacios como éste aumentan las posibilidades de ocio, pero debemos recordar que los vecinos también tienen derecho al descanso” y ha pedido «a los establecimiento que sigan colaborando como hasta ahora y que aprecien esta obra que redunda en beneficio de todos».