Sede que la mancomunidad tiene en el barrio de Olaberria. / Oihana Sánchez

Servicios de Txingudi comenzará a trabajar este mes de febrero con personal del grupo empresarial Gureak en las labores de lectura de contadores de agua de la comarca. De este modo, se quiere ofrecer una oportunidad laboral adaptada a personas con algún tipo de discapacidad y, al mismo tiempo, cubrir un servicio necesario.

En 2008 se comenzaron a instalar los primeros módulos de telelectura de contadores y, a día de hoy, han cumplido ya su vida útil. Por eso, Servicios de Txingudi ha comenzado a renovar los módulos en una labor que se prolongará durante unos tres años, aproximadamente.

El personal de Gureak y operarios de Servicios de Txingudi se encargarán de cubrir, en este tiempo de transición, las necesidades de lectura manual que se produzcan en aquellos domicilios en los que el módulo antiguo deje de funcionar y hasta que se coloque el nuevo.

El equipo de Gureak estará formado por tres operarios para la lectura y un responsable de equipo. Durante las dos primeras semanas, cada nuevo trabajador realizará su labor acompañado por uno de los empleados que ya vienen haciendo estas labores de renovación.

Debidamente identificados

Tras ese periodo de acompañamiento, los nuevos empleados irán solos, eso sí, identificados con la indumentaria habitual de Gureak y una acreditación específica de Servicios de Txingudi.

“Somos conscientes”, explica Leire Zubitur, la gerente de Servicios de Txingudi, “de que una empresa pública como la nuestra también tiene que ser capaz de ofrecer empleo a personas con capacidades diferentes. Desde Gureak se hace un esfuerzo que valoramos mucho para formar e insertar laboralmente a aquellos que necesitan un puesto de trabajo adaptado y, junto con ellos, hemos visto la posibilidad de que la lectura de contadores fuera una oportunidad más para este colectivo”.

Gureak es un grupo empresarial vasco que genera y gestiona oportunidades laborales estables y adaptadas a personas con discapacidad. En sus más de 40 años de andadura, la compañía ha logrado consolidar un modelo empresarial de inclusión socio-laboral referente en Europa. A día de hoy, cuenta con un equipo humano de más de 5.500 personas, el 84% con alguna discapacidad, y cuenta con actividades competitivas en los sectores de industria, servicios y marketing.