“Lanzar la alpargata se ha convertido en una tradición”

Helena López Agirrezabala, miembro de la Asociación de Vecinos de Alde Zaharra-San Juan, organizadora de la fiesta de San Ramón

0
1300

Recientemente han tenido lugar las fiesta de San Ramón en la calle Mayor, con el tradicional Lanzamiento Internacional de Alpargata como plato fuerte del día. Hablamos Helena López Agirrezabala, de la Asociación de Vecinos de Alde Zaharra-San Juan, que hace unos años tomó la batuta de organizar las fiestas de Xantalen y ésta de San Ramón.

– ¿Qué balance podemos hacer de las fiestas de este año?

El balance de este año es muy positivo, creemos que ha habido mucha gente en la calle Mayor durante el día. Creemos haber conseguido un buen ambiente festivo, divertido y sano. Es un día especial para la calle Mayor y así se vive.

– Como novedad y de la mano de Santiagoko Deabruak, este año ha habido juegos infantiles en el entorno de la calle Fueros. ¿Qué tal han funcionado?

Helena López Agirrezabala.

Sinceramente, mejor de lo que esperábamos, hemos visto muchos niños y niñas disfrutando y jugando con Santiagoko Deabruak. Teníamos claro que había que ofrecer algo más al público infantil y este año decidimos cambiar los pintacaras por los juegos y creemos haber acertado.

– El Lanzamiento Internacional de Alpargata es la actividad estrella de las fiestas. Conseguir más de 120 participantes entre jóvenes y adultos no es fácil. ¿Qué tiene este concurso que no tienen los demás?

Puede ser porque es distinto y único. Poco a poco el lanzar la alpargata en San Ramón se ha convertido en una tradición, este año incluso hemos visto niños entrenando por la zona de San Juan lanzando alpargatas.

– La actividad en el entorno de la calle Mayor es frenética desde primera hasta última hora. ¿Cabe alguna actividad más en el programa?

Es la pregunta que nos hacemos todos los años, la respuesta siempre es no. Podemos variar las actividades, cambiar los horarios, etc., pero no hay tiempo para nada más. Además, incluir muchas actividades podría desvirtuar la esencia de la fiesta de San Ramón, siendo ésta desde el principio una fiesta sencilla de un solo día.