Rafa Rodríguez (i) y Joel Naranjo, en la zona de Arbes que limpiaron el pasado 24 de marzo. / Martín Tellechea

El pasado 24 de marzo un grupo de vecinos de Irun puso en marcha una iniciativa que buscan repetir una vez al mes. Se trata de recoger la basura de algún punto de la ciudad. La primera parada fue en Arbes, el resultado, sonrojante: un colchón, un neumático de un camión y plásticos de todo tipo, en la regata, entre matorrales y en el propio camino. Hablamos con Joel Naranjo y Rafa Rodríguez, dos de los promotores de esta iniciativa.

– ¿Cómo surge esta iniciativa y cuándo deciden dar el paso de llevarla adelante?

Joel Naranjo: Pues se me ocurrió a raíz de ir a correr o subir al monte por esa zona y ver por el camino cada vez que iba basura tirada por el suelo, incluso en el camino natural, ¡pasando los hornos! No entiendo cómo hay gente que pueda hacer eso sin pensar. Al no soportar esa situación y regresar siempre con basura recogida, decidí organizar un evento en Facebook y la verdad es que ha tenido muy buena acogida.
La idea es crear un equipo de personas que se impliquen con el medio ambiente, con cuidar el entorno.

Rafa Rodríguez: Queremos un mundo mejor para nuestro hijos; entonces, hagamos que nuestros hijos sean mejores.

– Han comenzado en Arbes con un resultado que no nos deja en muy buen lugar como sociedad… La gente tira absolutamente de todo y en cualquier sitio…

Joel Naranjo: Muchas cosas no nos dejan en muy buen lugar como sociedad, ésta es solo una de ellas. Sí, la gente tira de todo sin pensar en las consecuencias, pero esto pasa con todo, alimentación, ejercicio… la gente no quiere aprender ni mejorar, no sé por qué.

Rafa Rodríguez: Estamos en una sociedad muy robotizada, muy acostumbrada a que nos den todo hecho. La educación, implicar a los más peques, sería muy buena idea entrar en contacto con profesores, directores y poner un tema didáctico, como es el medio ambiente, el entorno que tenemos que cuidar. Es muy cómoda una lata pero, esa anilla, puede hacer mal a algún animal, como tirar el chicle al suelo, que lo puede pillar un pajarito y no poder respirar. Con el plástico ocurre lo mismo. Se están viendo noticias de cetáceos muertos y en su interior kilos de plástico. Hay que tomar conciencia.

– ¿Tienen planificados en qué otros sitios quieren llevar a cabo esta iniciativa o irán surgiendo de forma espontánea?

Joel Naranjo: Pienso que irán surgiendo de forma espontánea, en principio repetiremos la zona pero empezando desde los hornos.

Rafa Rodríguez: La idea es hacer un buen equipo de personas para seguir con esta iniciativa, ir a más barrios de Irun, ponerse en contacto con otras sociedades, bien deportivas o de vecinos y seguir con la labor de sensibilización, el abanico es muy amplio.

– ¿Han tenido algún tipo de contacto con las instituciones o los partidos políticos para darles cuenta de esta iniciativa?

Joel Naranjo: No, fue algo que se me ocurrió para juntar y concienciar a la gente, sin pensar en ir más allá.

Rafa Rodríguez: Con instituciones de momento no, aunque es una cuestión que deberíamos de plantear. Con partidos políticos pues no, lo que no me gusta de los partidos políticos es cuando alguien no quiere hacer las cosas en equipo y se le sube su “ego”, yo, yo, yo… y da la impresión de que hay que hacer un referéndum cuando propones algo. Con lo cual, de momento, los partidos políticos lejos.

– A lo largo del año se llevan a cabo bastantes campañas en torno al civismo, a recoger las heces de los animales, a separar debidamente los residuos… ¿Qué le falla a esta sociedad?

Joel Naranjo: La respuesta es muy fácil, le falta respeto, esa es la palabra, respeto medioambiental, respeto por uno mismo, respeto por los demás… y educación, en fin.

Rafa Rodríguez: A esta sociedad, a mi parecer, le falla la educación. Tal macarrada vemos en televisión, tal macarrada hacemos en la vida real.

– ¿Y con el tejido asociativo de la ciudad?

Rafa Rodíguez: Empezaremos en breve a tomar contacto con otras asociaciones. Hay un texto preparado. Hay optimismo.

– ¿Qué metas se marcan a medio-largo plazo?

Basura recogida en Arbes. / Rafa Rodríguez

Joel Naranjo: Concienciar y que no hagan falta estas quedadas, que la gente no ensucie, ni el entorno natural ni las ciudades. No es más limpio quien más limpia sino quien menos ensucia.

Rafa Rodríguez: Llegar a más barrios… Hondarribia, Hendaia… el Bidasoa.

– ¿Qué le dirían a la gente que lea esta entrevista?

Joel Naranjo: Muchas cosas, pero que tomen conciencia, no vale con decir a los niños “hacer tal o cual cosa está bien o mal”, hay que dar ejemplo, los niños aprenden por imitación, si los padres tiran algo al suelo, los niños aprenderán eso, si los padres no comen verduras, como pretenden que sus hijos las coman, por poner otro ejemplo… pasa con todo, aunque siempre hay excepciones por supuesto y menos mal.

Rafa Rodríguez: Hay que tomar conciencia y cuidar el entorno. El planeta «b» solo existe en la industria del cine.