Leire Gil en las oficinas de su empresa MyL Mugan. / Oihana Sánchez

Leire Gil es una mujer acostumbrada a emprender. Quienes la conocen bien saben que es la mitad de MyL Mugan Asesoras, pero desde hace unas semanas es también la presidenta de la Asociación Metta Bidasoa, un fondo de avales de capital privado que nace con el objetivo de apoyar nuevos proyectos en la comarca del Bidasoa:

– ¿Cómo surge la idea de Metta Bidasoa?

Gracias a un factor común para todos los integrantes actuales y pasados, que es nuestro colega y amigo Javier Gómez «Beno», que representando a Bidasoa Activa nos llamó para contagiarnos su pasión por una idea que nos gustó y en la que trabajamos durante mucho tiempo, más de tres años, para darle forma y convertirla en el proyecto que es actualmente.

– ¿Qué es exactamente y cómo funciona la asociación?

La asociación es un conjunto de cinco personas físicas y jurídicas de la comarca que hemos denominado socios fundadores, que se han unido para depositar un dinero y buscar socios inversores que quieran invertir a partir de 500 euros, capital que va a servir de aval para unos préstamos que la entidad financiera con la que actualmente hemos firmado un acuerdo, Caja Rural de Navarra, preste dinero a un tipo de interés muy competitivo a emprendedores o empresas de la comarca que previamente hayamos seleccionado en la asociación.

– ¿Quiénes la integran?

Como he dicho anteriormente en este momento la integran los cinco socios fundadores pero ya tenemos varios inversores privados que han depositado capital. Estamos esperando que nos lleguen más interesados ya que somos muy positivos en las expectativas.

– A usted le tocó emprender en su día, al igual que a otros compañeros que integran la asociación. ¿No sé si se han acercado ya hasta ustedes emprendedores con sus proyectos?

¡Nos ha tocado emprender a todos! Y los seguimos haciendo, unos en nuevas líneas de negocio, otros en reinventarse durante la crisis, otros en más empresas, ese el el valor añadido de esta asociación, que no solo aportamos aval para financiación si no que además podemos aportar conocimiento y experiencia, que los emprendedores pueden compatibilizar su pasión, su ilusión y sus ganas de salir a comerse el mundo con su negocio. No somos una herramienta financiera al uso y no pretendemos serlo, nuestro público son proyectos que no han podido tener financiación por la vía ordinaria, pero nosotros no damos préstamos a fondo perdido, nosotros avalamos préstamos que hay que devolver y depositamos el capital de los socios inversores que les vamos a devolver con intereses, aunque no sean muy elevados. Hemos trabajado para que el sistema sea estable y por eso el primer año tenemos un límite de avales de 25.000 euros. Esperamos llegar al limite de avalar proyectos este primer año y ahora, respondiendo a tu pregunta, si hemos tenido algún contacto ya con algunos proyectos muy interesantes, esperamos recibir muchos más y desde aquí animamos a las personas que tengan un proyecto que nos lo hagan llegar porque seguro que de una u otra forma les podemos ayudar.

– Más allá de la financiación, ¿otras dificultades a la hora de emprender?

A la hora de emprender la soledad es muy dura, en mi caso particular no lo hice sola y Maite, la M de MyL, que me acompañó en esta locura, me lo puso muy fácil, pero por nuestra profesión vemos a muchos emprendedores y ésta suele ser la queja más habitual, aunque la organización del tiempo y el aprender a valorarse suelen ser también problemas con los que nos encontramos. Cuando uno emprende se convierte en departamento de marketing, de dirección, de contabilidad, de facturación, de cobros de pagos… es como el hombre orquesta pero en empresa, te toca todo y al principio saber gestionarlo no es fácil.

– Nacen con vocación de crecer. ¿Se ponen alguna meta?

Bueno, la primera es avalar este año 25.000 euros y una vez que se materialice la primera ventana de financiación actualizaremos el sistema para saber dónde está el nuevo umbral en función de las inversiones recibidas, y así constantemente para que el sistema continúe estable siempre. Sabemos que son inversiones de riesgo y por ello el seguimiento es primordial tanto a nivel financiero como a nivel de empresa. Queremos ser muy cautos y crecer poco a poco pero sólidamente, se trata de que nos convirtamos en una herramienta más para un nicho de mercado que ahora no está cubierto.